Buddy Rose vs Rick Martel – PNW 26/4/1980

El gran héroe de Portland contra el gran villano, ¿podrá Martel hacer justicia y desenmascarar a Rose?

mqdefault

Contexto

Playboy Buddy Rose es el malo malísimo del territorio de Portland. Cuando Roddy Piper le venció y le obligó a raparse esa sedosa cabellera suya, el narcisista de la rosa no iba a consentir que nadie le viese su nuevo look y apareció con una máscara con peluca, declarando que la llevaría hasta que le volviese a crecer el pelo. El público está deseando ver la calva de Buddy y poder reírse de él, y aquí es donde entra Martel, el gran babyface cuyo objetivo es darle a la gente lo que pide y hacer que Rose salde su deuda. Pero Buddy se iba a defender como un gato panza arriba…

El match

https://drive.google.com/file/d/0B507AKE9a4vsV3c3d1lMcjVtcWM/view

Valoración

Esto es un 2 out of 3 Falls match, con un límite de tiempo de treinta minutos.

En los primeros compases, Buddy se muestra con miedo a empezar el combate: se juega mucho, no quiere quedar en ridículo mostrando su calva, le aterra la idea de perder. Martel le sorprende un par de veces y Rose inmediatamente sale del ring a refugiarse, ante un público que lo odia. Playboy necesita una estrategia, así que caza la pierna izquierda de Rick y comienza un fantástico limbwork en base a sumisiones a ras de lona y despectivas patadas. Martel no es capaz de llegar a las cuerdas, pero encuentra una brecha por la que trazar su escape: la máscara de Rose, la cual trata de quitarle para conseguir que suelte las llaves. Normalmente esta sería una táctica heel, pero me encanta como en este match funciona completamente a la inversa: Rick no es un cobarde por ir a por la máscara, sino que es su objetivo principal porque quiere hacer justicia y que la gente vea a Buddy rapado y feo.

Pero Buddy es muy inteligente, así que las sumisiones de ahora en adelante serán llaves que le permitan estar lo más alejado posible de los brazos de Martel, para que no pueda tratar de quitarle la máscara. Es entonces cuando Rick se ve obligado a revertir un Indian Deathlock, ante el goce del público, e iniciar un comeback… Pero comete un error: aplica un Atomic Drop con la pierna dañada, y el golpe es mucho más doloroso para él que para Rose. Buddy, cual tiburón oliendo sangre, va inmediatamente a sacar partido de esto y destroza la pierna de Rick contra el esquinero un par de veces. Single Leg Boston Crab y Rick Martel se ve obligado a rendirse. Buddy Rose consigue la primera caída, y Martel agoniza tumbado en la lona, ¿podrá continuar?

Pues resulta que sí: el héroe no se va a dar por vencido y seguirá luchando, aunque la vulnerabilidad de su pierna es muy evidente. Obviamente, Buddy se lanza a por esa pierna como si no hubiera un mañana, pero esta vez Martel está al loro y no es hasta el cuarto o quinto intento que Rose consigue atraparla y proseguir su castigo. Vuelve a intentar torturarle con el esquinero, pero se ha confiado y se ha acercado demasiado a Martel, quien le agarra de la máscara ¡y le estrella la cara contra el duro poste! El público explota, y Rick aprovecha para golpear la espalda de Buddy contra dicho poste. Pese a estar cojo, Martel está on fire y prosigue el castigo a la espalda del Playboy, tiene incluso la ocasión de ganar la caída por count out varias veces pero eso sería demasiado sucio para él. Lo devuelve al ring y le golpea la espalda numerosas veces ante el deleite de los fans. El castigo de Martel es mucho más duro y frenético que el de Rose en la primera caída, porque Rick tiene la urgencia de empatar; adoro esto. Buddy no puede más y se rinde ante un demoledor Boston Crab. En cinco minutos Rick Martel ha dado la vuelta a la situación.

La tercera caída es un todo o nada para ambos: Martel no quiere fallar a su gente, y Rose no está dispuesto a que le vean sin pelo. Inmediatamente Rick se lanza a por Buddy, prosiguiendo ese fructífero castigo a la espalda. Lo mejor es que Martel utiliza su pierna izquierda -la previamente dañada- la mayoría de veces para castigar la espalda de Rose, dejándole claro que ya está recuperado y que su estrategia no va a servirle más. En una ocasión, Buddy está apunto de aplicar un básico, simple y sencillo Body Slam, pero el dolor en la espalda no se lo permite; Dios, este match está a otro nivel. Rick Martel está en clara ventaja ahora mismo y el Playboy tiene que recurrir a piquetes de ojos y tirones de pelo para salirse de las sumisiones con las que el héroe quiere finalizar el combate. Harto de estas jugarretas, y quedando muy poco para el tiempo límite, Martel va directamente a quitarle la máscara: ya tiene el match prácticamente ganado y no puede permitir que Rose se escape, así que va a por lo que de verdad importa. Buddy lucha por salir del ring para huir… ¡Martel le quita la máscara por fin… pero los secuaces de Rose llegan rápidamente a cubrir a su líder con una toalla y sacarlo de allí, maldita sea! Rick Martel gana la tercera caída por count out y es el vencedor del combate, sin embargo es un triunfo a medias. Tiene la máscara, tiene la victoria, pero Buddy Rose ha escapado antes de revelar su nuevo aspecto y ha privado a la gente de ver lo que tanto quería. Agridulce final que deja con ganas de más… Y ese “más” va a llegar muy pronto.

NOTA

Me encanta. Los fans se implican muchísimo en la historia, lo que ayuda a esa determinación de Martel por satisfacerlos y centrarse en  desenmascarar a Buddy. La performance de Rose es genial, es ese clásico heel que técnicamente es inferior al rival, pero que puede llegar a ser muy peligroso gracias a su astucia. El morbo que hay  en torno a desenmascarar a Rose es genial. Todas y cada una de las llaves (y golpes) que se aplican tienen sentido, y lo mejor es que no se quedan quietos en cada una, sino que forcejean constantemente buscando mantener/escapar (aprende, México). El limbwork es el protagonista del match: tanto el trabajo a la pierna de Buddy como el castigo a la espalda de Martel son espectaculares, sobretodo porque ambos venden de maravilla la ofensiva del otro. Es una de las mejores exhibiciones de selling que he visto jamás.

La primera vez que vi este combate no conocía el contexto y, aunque lo disfruté mucho, todo cobra bastante más sentido si se atiende a dicho contexto y se comprende lo importante que es para Rose proteger su imagen de playboy y lo importante que es para Martel darle a la gente lo que pide. Así que ahora todo encaja muchísimo mejor, y honestamente no se me ocurre absolutamente ningún contra que ponerle al match. Para emanar tanta old school, envejece realmente bien; trasciende épocas. Y eso es jodidamente difícil en el pro wrestling. —> *****.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s